LIPOLISIS LÁSER

LO QUE USTED SIEMPRE QUISO SABER

SOLO EN BOGOTÁ

 

 

Dr. Carlos ArangoCiertamente, desde que se comenzó a utilizar como procedimiento estético, la liposucción ha sido una de las cirugías más favorecidas por la incorporación de avances tecnológicos. Desde su inicio, ha sido una de las técnicas más populares para quienes quieren deshacerse de la grasa local y moldear su cuerpo. De hecho, la liposucción es una práctica común para el Dr. Carlos Arango, quien se especializa en cirugía estética en Colombia. A lo largo de los años, los métodos para realizarla han cambiado mucho. Gracias a esto, hombres y mujeres pueden decir adiós de una vez por todas a esas acumulaciones de grasa, que no pueden combatir ni la dieta ni el ejercicio físico. Como tecnología, el láser es una de las mayores ventajas con la que cuenta la extracción de grasa, llegando al punto que, en la actualidad, la lipolisis laser es una de las más realizadas.

Veamos de qué se trata

La liposucción láser es un nuevo tipo de liposucción que permite moldear y esculpir zonas del cuerpo, casi sin dejar marcas. Actualmente, se la conoce como el tipo de liposucción con mayores beneficios y mínimamente invasiva. Para realizarla, se utiliza energía láser para tratar la grasa antes de proceder a la succión. Se basa efectivamente en la utilización de láseres especiales, que atacarán los depósitos de grasa y causarán una licuefacción interna lo que hace que, al succionar, el tejido sufra menos trauma, a la vez que estimula la retracción de la piel promoviendo la formación de colágeno y elastina. La lipolisis laser es una buena alternativa a la liposucción convencional o clásica. El Dr. Carlos Ernesto Arango utiliza laseres, que no son más que una fibra óptica que produce calor, para derretir la grasa y que luego sea más fácil de extraer. De esta forma, el cirujano realiza una pequeña incisión en la zona a tratar e inserta una cánula en la zona demarcada, para diluir y absorber la grasa. Es decir que utiliza energía láser para licuar las células grasas sin dañar otros tejidos.

Habitualmente, la lipolaser se utiliza cuando se deben alcanzar áreas de difícil acceso, que pueden ser complejas de tratar con el equipo de liposucción tradicional, en pacientes que presentan fibrosis o laxitud en la piel. Dependiendo de la extensión y de la cantidad de zonas que se necesite moldear, la liposucción laser puede tardar hasta 3 horas. En cuanto a la recuperación, generalmente es casi inmediata

Los grandes beneficios de la lipolisis laser

Para comenzar, en comparación con la cirugía tradicional, el tejido del paciente sufre menos trauma, por lo que es menos molesto para el paciente y su recuperación es más sencilla. Sumado a lo anterior, debido al efecto innovador que produce el láser sobre la grasa, los pequeños vasos sanguíneos del tejido adiposo también se coagulan,  se estimula la producción de nuevo colágeno, provocando así efectos reafirmantes sobre la piel de la zona tratada.

Mediante la acción del láser, la contracción de la piel y la inducción de la formación de colágeno no solo puede prevenir la flacidez, por lo que puede evitar las características de la liposucción tradicional, sino que también puede producir una importante sensación de firmeza. En este caso, el tiempo de recuperación es mucho más rápido y no es necesario que el paciente quede hospitalizado. Además, los períodos de incapacidad laboral o social son muy cortos.

Lipolisis Laser en pacientes delgados (peso normal)

Además de considerar que una persona debe encontrarse en óptimas condiciones de salud, y no presentar ningún signo de riesgo ante una intervención quirúrgica, esta cirugía está especialmente recomendada para aquellas personas que han mantenido un peso estable durante su vida y que, en relación a su altura y contextura física, ese peso se encuentra dentro de los valores normales.

De hecho, las personas que aún siendo delgadas sienten molestias con alguna parte de su cuerpo, que desproporciona su figura, o que notan que esa zona tiene grasa localizada (aislada), que les impide sentirse bien, son los mejores candidatos para la lipolaser, porque estas áreas de grasa son casi imposibles de combatir con la dieta o el ejercicio. Por lo que la cirugía, suele ser la única opción para eliminarlas definitivamente.

Lipolisis laser en pacientes con exceso de peso leve 

En casos de pacientes con un exceso de peso leve puede ser realizada, aunque primeramente deben ser conscientes que la cirugía implica que se deben analizar las causas del sobrepeso, el tiempo que lo ha tenido y que este sobrepeso no esté causando problemas graves de salud. Inicialmente, un pequeño exceso de peso no es razón suficiente para contraindicar la liposucción láser. Sin embargo, previamente se debe evaluar la condición y características de la piel, así como explicar al paciente que este no es un tratamiento para perder peso, sino que se realiza con el fin de moldear aquellas zonas que pueden desproporcionar la figura. Además de esto, el paciente debe comprender que necesitará voluntad y constancia, para cambiar su estilo de vida a uno más saludable, si quiere mantener los resultados que se obtuvieron con la liposucción.

Ciertamente, podemos agregar que tras la indicación de lipolisis laser en un paciente con un leve sobrepeso, el efecto final no es solo moldear la silueta, sino que, en la mayoría de los casos, afecta positivamente a su calidad de vida. Estos pacientes habitualmente no tienen un gran desorden alimenticio y, al ver que su cuerpo ha cambiado y que se sienten mejor tal como lucen, comienzan a cambiar sus hábitos, mejoran su alimentación y su actividad física sustancialmente. Generalmente, se animan a mantener los resultados e incluso mejorarlos.

Lipolaser en pacientes con sobrepeso excesivo u obesidad

Para el Dr. Carlos Arango, es muy importante actuar con ética en estos casos, y que el paciente pueda evaluar su situación con lógica, después de analizar la explicación que se le brindará. La obesidad ha sido, desde siempre, una enfermedad que ha causado un gran malestar a quienes la padecen. Naturalmente, la medicina puede ayudarlos con tratamientos muy exitosos y la cirugía también hace sus aportes con la cirugía bariátrica y de manga gástrica.

Por todo esto, esta cirugía no es una de las soluciones a la obesidad. Es más, un paciente con obesidad es un paciente que puede presentar un alto riesgo para una lipo. No solo por la gran cantidad de contraindicaciones que tienen para la intervención en sí misma sino porque, naturalmente, los hábitos de estos pacientes, que seguramente han tenido durante gran parte de su vida, impiden que se mantengan los resultados que se puedan obtener tras la práctica.

Dos puntos a tener en cuenta cuando hablamos de lipolisis laser

Ciertamente, es una cirugía que requiere de una gran preparación y experiencia en el manejo y, sobre todo, en la aplicación de la tecnología y aparatología utilizada, porque se necesita un amplio conocimiento en la regulación de intensidad para evitar quemaduras y efectos indeseados. Por lo que no todos los especialistas están capacitados para utilizarla.

Aunque este sistema puede confundirse con la llamada “lipolaser sin cirugía”, esta última no es tan efectiva como la extracción quirúrgica de la grasa con tecnología láser, que realiza el Dr. Carlos Arango. La lipoláser, aunque es una de las consideradas poco invasivas, necesariamente requiere de una intervención en quirófano (en la que se extrae o succiona la grasa), con todo lo que esto implica, incluyendo una adecuada evaluación previa. Por otro lado, la supervisión y los controles posteriores siempre deben ser realizados por un equipo médico especializado.

Consulte siempre con un especialista antes de realizarse una lipolisis laser.

Haga su cita a través del consultorio:  (+57)-1-474-66-64

SOLO EN BOGOTÁ

.

.

.